Cualquier gamer sabe lo mucho que puede variar la experiencia de juego dependiendo no ya del equipo, sino de los periféricos con los que cuente. De ahí que a un verdadero jugón no le duelan prendas en invertir en un equipo lo más completo posible que sea capaz de proporcionarle horas de entretenimiento. Son los periféricos para gamers.

 

 

Periféricos para gamers: qué teclado gaming comprar

Partimos de la base de que si estás dispuesto a gastarte una pasta en periféricos es porque ya tienes un equipo adecuado para tus necesidades. A la hora de comprar un ordenador gaming, tu economía es el único límite, porque casi todas las marcas importantes ofrecen algún modelo excelente con el que podrás garantizarte que tus juegos no se ven limitados por el hardware.

 

Si necesitas alguna orientación porque aún no te has decidido por un modelo concreto, o quizás estás pensando en cambiar a un equipo mejor, y el dinero no es un problema, puedes ir a lo seguro. Una marca como Razer, especialista en gaming, ofrece su equipo más vanguardista, -  un auténtico “pepino”-el New Razer Blade PRO – 2TB, por la “modesta” cantidad de 4,899.99 dólares.

 

Ahora bien, tanto si cuentas con un ordenador de ese nivel, como si tu equipo es más modesto, deberás asegurarte de que los periféricos con los que lo acompañas están a su altura.

 

Un ratón de calidad es imprescindible para un buen desempeño a la hora de jugar, y por tanto, es uno de los periféricos a los que más atención hay que prestar si te lo tomas en serio. Dos recomendaciones que cumplen sobradamente con todo lo que puedes exigirle a un mouse son el   Razer Mamba Tournament Edition, un ratón ergonómico que ofrece una increíble precisión, y el Logitech G700s, que cuenta hasta con 13 botones programables.

 

En el caso de que cuentes con un equipo de torre, otro periférico de vital importancia es el monitor. Sólo con un monitor adecuado un juego puede pasar de simplemente “verse” a convertirse en una experiencia envolvente. La tasa de refresco y la vivacidad de los colores son los aspectos principales que determinarán la calidad de un monitor gaming.

 

En los monitores, marcas como Acer, LG o Benq llevan la voz cantante, si bien no resulta fácil recomendar un modelo concreto, puesto que cada jugador tiene necesidades distintas. Habrá jugadores que necesiten mayor fluidez y otros no tanta, y en este sentido también influirá de manera notable la tarjeta gráfica del equipo.

 

En este sentido, tampoco hay reglas estrictas. Si quieres apostar por una tarjeta gráfica del máximo nivel, la mejor actualmente es la NVIDIA GTX Titan X, pero, eso sí, deberás asegurarte de que tu procesador está a la altura de lo que exige. Si no eres tan exigente, y te basta con una tarjeta que ofrezca una buena relación calidad precio, puedes optar por una AMD Radeon RX 480 o una NVIDIA GeForce GTX 1060 que, en la gran mayoría de casos, serán más que suficiente para las exigencias de un gamer.

 

Por último, no hay que pasar por alto otros periféricos como el teclado o los altavoces o cascos.

Un teclado adecuado te permite programar acciones complejas, además de que su tacto es más agradable. Por cuestión estética, es muy común que los teclados gaming tengan retroiluminación, y en este sentido, el Logitech G6010 combina perfectamente la comodidad y robustez de un teclado mecánico con la espectacularidad que ofrecen las teclas iluminadas.

 

Razer es otra marca que destaca en la comercialización de teclados para jugones. Si tienes claro que tu teclado puede otorgarte una ventaja competitiva frente a tus rivales no te dolerá gastarte los casi 250 dólares que cuesta su modelo Razer DeathStalker Ultimate, el más caro de su catálogo.

 

Y por último queda reseñar la importancia del sonido para que la experiencia sea totalmente realista. En este sentido hay quien prefiere armarse con unos buenos cascos con los que disfrutar en solitario de los espectaculares efectos de sonido, mientras que otros disfrutan más con unos buenos altavoces.

 

En cualquier caso, lo que está fuera de toda discusión es que un gamer que le dedique horas y presupuesto a su afición, no se conformará nunca con periféricos para gamers mediocres. Si quieres disfrutar de tus juegos a otro nivel, no te queda otra que rascarte el bolsillo...

 

Arriba